KITESURF EN TARIFA… UNA BREVE HISTORIA

Las playas de Tarifa se han convertido en los últimos años en un escenario habitual de kitesurfistas, deportistas amantes de esta variedad del surf que, ayudados por una cometa, se deslizan por el agua surcando las olas con hábiles maniobras. Pero, ¿dónde y cuándo surge esta modalidad?

TARIFA_kitesurf1

Aunque el deporte del kitesurf tiene una historia muy reciente, el uso de cometas con propulsores se remontan a las civilizaciones chinas e indonesias (siglo XII). Sin embargo, no es hasta 1977 cuando Gijsbertus Adrianus Panhuise patenta un sistema de navegación sobre una tabla de surf traccionada por una especie de paracaídas. 15 años después, los hermanos Legaignoux presentan oficialmente el primer kitesurf, muy similar a los que se encuentran hoy en día en el mercado.

El hecho histórico que más se relaciona con la creación del Kitesurf se da en los 80, como respuesta a la necesidad de buscar una alternativa a la práctica del Windsurf en torneos en los que las condiciones del viento no eran suficientes para su desarrollo. En 1985, los hermanos Dominique y de Bruno Legaignoux, inspirados en un catamarán impulsado por una cometa presentaron su primera patente con la que navegaban con un prototipo de cometa de costillas inflables, deslizándose con esquíes sobre el agua. Éstos fueron rápidamente reemplazados por tablas de surf con fijaciones y, en 1995 Neil Pryde apostó por ellos y sacaron juntos los primeros kites con la marca Wipika. El kitesurf ya era una realidad.

TARIFA_kitesurf2

Unos años más tarde, este deporte se instauró en las playas de Tarifa, que estaban inundadas por windsurfistas. Nacho Yuste, junto a Jaime Herraiz ‘Oru’, fueron unos de los primeros en intentar hacer un hueco a sus cometas entre ellos.

Al principio, las cometas sólo tenían dos líneas y aún no existían sistemas de seguridad para quitarle potencia a la cometa. Poco a poco, los sistemas fueron mejorando. Joan Ubide fue en 2005 a visitar a Nacho a Tarifa para enseñarle la primera Cabrinha Crossbow. Le gustó hasta tal punto que decidió montar una escuela en Tarifa, Kite Obsession, la primera en usar esas cometas.

Paralelamente en Tarifa comenzaron a abrir muchos talleres de tablas para kitesurf como Fly Cat, No Work Team, Fun Works, Nomad, Rikishapes, Tad… Todo esto hizo que el kitesurf pasase de ser un deporte de riesgo a un deporte seguro para todo el mundo y ayudarle a convertirse en la sensación de libertad que hoy produce a sus practicantes. ¡Coge la cometa!

TARIFA_kitesurf3

Los comentarios están cerrados.